Parroquias

 

Las parroquias de nuestro municipio

Sancovade (Santiago)

Saliendo de la Pravia en dirección a Lugo, a 1 Km. da vila atópase Sancovade (topónimo que según contaba Álvaro Cunqueiro podía proceder dun San Cucufate, San Cubade, Sancovade). de la villa se encuentra Sancovade (topónimo que según contaba Álvaro Cunqueiro podía proceder de un San Cucufate, San Cubade, Sancovade).A igrexia está baixo o culto ó Apóstolo Santiago, ea capela de Nosa Señora de Guadalupe, á virxe que todos lle chaman cariñosamente “a estremeña”. La Igrexa está bajo el culto al Apóstol Santiago, y la capilla de Nuestra Señora de Guadalupe, Virgen a la que todos le llaman cariñosamente “la Extremadura”. Parroquia que posúe o Pazo de Penas Corveiras, residencia antano do Conde Pallares, aquel ilustre vilalbés. Parroquia que posee el Pazo de Penas Corveiras, antigua residencia del Conde Pallares, aquel ilustre villalbés.Como tódalas parroquias do municipio, ten a población espallada formando barrios dunha ou varias “casas” ou veciños tales como Barbeitas, O Barral, Cotarón, Chafarica, A Frouxeira Guntín, Muíños, Padronelo, Painceira, Porto Barroso, Porto Segundo, O Ramallal, Guadalupe, A Telleira, Valelle, Xoberte e Penas Corveiras. Como todas las parroquias del municipio, tiene la población dispersa formando barrios de una o varias “casas” o vecinos tales como Barbeitas, o Barral, o Cotaron, a Chafarica, a Frouxeira, Guntín, Muíños, o Padronelo, a Painceira, Porto Barroso, o Porto Segundo, o Ramallal, Guadalupe, a Telleira, Valelle, Xoberte y Penas Corveiras.

En Sancovade son famosas las cebadoras de capones, además de cebar muy buenos ejemplares los presentan con verdadero arte. Tierra de labradíos y muy arbolado, destacando los abedules en las riberas del río Fabilos, donde hay hermosísimos prados y vegas. Sancovade celebra los días del Apóstol Santiago, la Guadalupe y San Antonio.

Noche (San Martiño)

Siguiendo en dirección a Lugo, y pasando el citado río Fabilos, comienza la parroquia de Noche, que provendría para algunos del germánico “Nausti” o algo similar. Su patrón es San Martín. Tiene los barrios de Escourido, Esperido, o Outeiro, a Rabilonga, San Cibrao, a Veigalonga, a Estrada, a Casanova y Suavila.

Sus recursos son esencialmente agropecuarios, también hay aquí famosas cebadoras de capones. Nos encontramos con zonas de bosques de abedules en las riberas del río Ladra, y muchos pinos, robles y bosques de castaños en las abiertas tierras del monte del Este, por donde limita con Oleiros.

Oleiros (San Mamede)

Esta parroquia que venera a San Mamede, y en la que antaño tuvo su asentamiento una industria cerámica popular, de ahí su denominación por los fabricantes de olas, los “oleiros”.

Se extiende desde Noche y Nete por el Oeste, hasta la carretera de Villalba a Cospeito y la parroquia de Rioaveso. Tiene su zona de monte en los Conventos y Cosa Moura, aunque se prodigan también los terrenos de labor. Sus barrios más señalados son: Abeledo, Agadín, as Boizas, Cabanas, o Carboeiro, Carracedo, Escadavada, os Foxos, Gradamil, a Granda, Liñares, o Outorelo, Pedrido, a Raña, o Salgueiro, y Vilanune e o Castro.
Es en Oleiros, denominado también por algunos lugareños como Somede, donde, junto con Sancovade y ya superado el valle de Ladra, comienza la propia planicie que da nombre a nuestra comarca y que culminará en Cospeito, Santa Cristina, Goá, hacia el Arneiro, Muimenta y Castro de Rei.

 

Nete (San Cosme)

Al Suroeste de Oleiros, nos encontramos con Nete, que celebra el San Cosme. La parroquia tiene los lugares de: a Bouza, Carpaceiras, o Caxigal, Doade, Lourixe, a Parrocha, o Raño, Reboredo, y o Curro. Junto con agros y prados, hay montes en la Gándara o Legua Dereita y pastos en la zona denominada Aperteda. Posee esta parroquia, en la Legua Dereita, innumerables mámoas.

Xoibán (San Salvador)

Si queremos ir a Xoibán que tiene por patrón a San Salvador, tenemos que salir de nuestro municipio, puesto que esta parroquia está enclavada entre los ayuntamientos de Cospeito y Begonte, con sólo un punto de conexión con el nuestro: el marco de los Cuatro Señores de Fontefría. Sus barrios son los de: a Escoira, a Granda y a Igrexa. Es una parroquia muy nombrada por sus excelentes cosechas de cebollas.

Ladra (San Salvador)

De nuevo en Nete, si nos desviamos hacia el Oeste, nos encontramos con la parroquia de San Salvador de Ladra, asentada en la suave ladera del margen izquierdo del río Ladra. Allí está el palacio de Arán, de los Castro-Pita y los barrios: Aguiar, Aran, a Brana, o Cañotal, a Braña, a Fraga Bella. a Infesta e o Pazo Novo. En esta parroquia predomina el monte en las estribaciones de a Serra do Barroso, allá por Foxo de Lobos y Campo do Home Morto, llegando hasta Reboredo y más al sur hasta el marco de los Catro Señores. Tiene canteras de granito y algunos yacimientos de zahorras.

Ínsua (San Bartolomé)

Continuando nuestro viaje hacia el oeste, llegamos por la Capela dos Remedios, penetrando en Insua , San Bartolomé, situada entre los ríos Ladra y Labrada, cruzada por la carretera Baamonde. Abundan las islaa, de ahí su nombre, en las orillas de los ríos donde crecen abedules.
Sus lugares más notables son: Abeledo, Cotoriña, Lama, Marcelle, Pasaido, Ponte de Sa, Rebordaos, Saa, Santalla y Vilagarbín. Tiene al Este del río Labrada, un monte de una gran extensión, as Louseiras, donde está a Capela de San Ramón.

 

Soexo (Santa Maria)

Cruzando el río Labrada, por la Ponte de Saa, y siguiendo por la Cardosa, penetramos en Pígara (Guitiriz) por la Peña do Golpe para llegar a Soaxe. Es la parroquia más aislada del municipio, situada entre Pígara y Belesar. Tierra recogida y montañosa, dentro de la suavidad de las lomas de la Terra Chá, y con pocos habitantes en sus lugares de: as Casas Novas, Gaian y a Igrexa.

Belesar (San Martiño)

Hacia el Norte se encuentra la parroquia de Belesar. Es una de las maiores del municipio, que se extiende por el Oeste del río Labrada en los barrios de: Aldea, a Atadoira, Baltar, Cabanamille, Caivanca, o Camiño Real, Campello, Cascudo, o Cordal, a Crucitaria, a Ferreiroa, Lagares, Len, Meire, Montaña, o Outeiro, Pedrapicada, Peñarredonda, a Reibocha, a Ribeira, Perrodríguez, as Forcadas, Vilanova, Vilasilvestre y Reboutas.
El territorio de Belesar está condicionado por los canales de los ríos Labrada y Sivela que se unen en a Ponte de Pazos, y el de Ferreiroa, y que forman ambos, valles abruptos y entre ellos zonas de montes de tojo, uceiras y retamas, con pocos árboles. Tiene sobre el río Labrada los puentes de Meire, Pazos, Gondeboi, de las Baionas y Ponte Pedrouzos.

Torre (A) (Santa María)

Por Perouzos accederemos a la parroquia de Santa María da Torre, cuya Igrexa domina las dos laderas de la parroquia: la de la costa Este que baja hacia el río Ladra y la del Oeste que lo hace hacia el Labrada, con alegres lugares: o Coutado, Marcelle, Pedrouzos, Penadrade, o Penedo, Ponte Pedrouzos, o Sisto, Merlan y a Sapeira.
Torre cuenta con una extensa zona de praderías y abedules en las riberas de los ríos Ladra y Labrada.

Alba (San Xoán)

Ya camino de Villalba, por la carretera de Baamonde, se llega a San Juan de Alba, parroquia compuesta por los barrios de: Abadín, Amarigo, Carralmaior, a Estrada, as Casas Novas, Coea, a Costa, a Cruz, Currás, o Curro, a Ferreiroa, Lela, a Louseira, o Outeiro, a Paíola, Pazos, as Turbelas y Vidal. Hay fértiles tierras de prados e islas al Este, al lado del río Ladra, y monte de buena calidad al oeste hasta el valle del río Ladra.

Boizán (Santiago)

Más cerca de Villalba llegamos a Boizán bajo la advocación del Apóstol Santiago, dominada en su cumbre más alta por un famoso e importante castro que ofrece una de las más conocidas y hermosas vistas de la capital.
Son sus barrios: Valvoeira, o Castro, o Cobo, Gabín, Grumar, Igrexia, Lamana, o Marco, Ponte Rodríguez y Portovixil.

Mourence (San Xiao)

De Boizán, si bajamos la empinada ladera del río Trimaz, podemos acceder, por Ponte Rodríguez, a la inmediata parroquia de San Xiao de Mourence, situada entre los ríos Magdalena y Trimaz, que se unen por el lugar do Rañego, en a Ponte dos Novos.
Cainvacas, Caldraga, a Casanova, o Coto, o Escairo, a Fontevilar, os Freires, Igrexa, a Magdalena, Marrube y Trimaz, son sus lugares principales. Desde Portocarreiro se divisa la parte Norte y Oeste de la villa.

Gondaísque (Santa María)

Puente Trimaz, sobre el puente del mismo nombre, nos permite acceder a la vecina parroquia de Santa María de Gondaísque, junto al río, donde hay extensas vegas, quedando la zona de montes hacia el oeste.
Sus barrios son los de: o Alto, Bustelo, o Castro, os Currás, o Espiño, Fontedor, Ponte Trimaz, o Pumariño y o Xestal.

 

Distríz (San Martín)

Si seguimos por la carretera de Momán y tomamos en Portocelo la de Belesar, llegamos a Distriz, con culto a San Martiño y con los lugares de: os Currás, a Fontechousa, o Foro, Gondeboi, a Igrexa, a Pollosa, Paredes, as Pedrerías, o Pendello, o Pereiro, Portocelo y o Vilar do Seco. Es parroquia de terrenos alternativos de labradío, prados y montes cerrados, abundantemente arbolados con sotos, montes de abedules y robles en la vera del Trimaz. Buenas cebadoras de capones entre sus mujeres.

Tardade (Santa María)

A lo largo de un amplio arco del río Trimaz, se encuentra la pequeña parroquia de Santa María Tardad, zona similar a la anterior en la que, así mismo, alternan las tierras de labradío, prados y montes cercados en los lugares de: o Cal, a Capela, Cartín, a Corredoira, Fontao, Lameiros, Lazán, a Pena, o Pereiro y Xurbal.

Codesido (San Martiño)

Si volvemos a salir a la carretera de Momán podremos llegar a la inmediata parroquia de San Martiño de Codesido, enclavada entre las parroquias de Burgás, al Norte, Cazás, al sur, y del vecino municipio de Xermade a ambos lados del río Trimaz.
Sus barrios son: Buxibán, o Caldeirón, o Cordal, Ferreira de Suso, Gradaille, Murazó, Refingoi, a Retorta, a Ribeira, a Torre, Trascastro, Brañamoura, Cascamaño, o Monte y Penatomé. Aquí encontramos los mejores ejemplares de roble de todo el municipio. De aquí parte la carretera que, por a Ponte de Trascastro, se dirige al Carrizo en Santaballa, atravesando las extensas islas donde está ubicada la Charca do Alligal, también llamada Alligal, manantial medicinal de reconocido renombre, hoy explotada por una comisión vecinal de Codesido.

 

Santaballa (San Pedro)

Dejando atrás la Charca, entramos en Santa Baia (Santaballa de Trasmil) que a pesar de su denominación tiene como patrón a San Pedro, debido a que en tiempos pasados se depositó en la iglesia la imagen del santo, que estaba en la vecina parroquia de Lanzós, con motivo de un interdicto de profanación, y allí en Santaballa quedó, el bendito San Pedro, siendo adoptado como patrón y venerándose en la parroquial, de buena fábrica y compuesta por dos naves paralelas.
Santaballa es parroquia extensa, con vastas zonas arboladas y extensos “vilares” produce patatas de mucha calidad.
Las fiestas se celebran, por supuesto, el 29 de junio y constituyen la máxima expresión de los festejos de todo el municipio, después de los de la villa.
Tiene un hábitat bien diferenciado formado por lugares acasarados, extensos montes, y yacimientos de granito y manganeso. Sus barrios son: o Airado, o Barreiro, o Cabo da Aldea, Cancelo, Carballido, Carracido, o Carrizo, a Casanova, Casela, Cendoi, o Cobreiro, Curbel, Feira Nova, Folgueira, a Fonte Bouza, Gunxar, Lugarbello, Millares, o Outeiro, a Parrugueira, a Pereira, Piñeiro, o Regovello, Santiago, Trastoi, Trufas, o Vilar de Tufiade, Vilanova, Vilasuso y Vilaxoán.

 

Lanzós (San Martiño) (San Salvador)

 Desde a Fontepisón hay una carretera que, por Curbel y Trastoi, conduce al barrio de Ramil, en la parroquia limítrofe de Lanzós (San Martiño), y que tiene como anexado a San Salvador.
Es parroquia extensa con numerosos “vilares” productores de afamadas carnes y patatas.
O Adro, Bichicán, Bustelo, Carreiroa, o Curadoiro, Ferreira, a Fontevella, Ladrela, Meixonfría, Moreda, Muruxás, Paraños, o Pazo, o Pedrouzo, Ramil, o Rego, a Revolta, o Sixto, o Touriño, Vilate, Vilagondríz y a Pereira, son los barrios de San Martiño, siendo los de San Salvador: o Carballal, a Igrexa Pequena y a Pereira.

En esta parroquia en lugar de Picouto, se encuentran los depósitos reguladores de la traída de aguas de Villalba. Hace, todavía, pocos años, que se explotó, en el barrio de Ferreira, un yacimiento de mineral de hierro a cielo abierto.
El señorío de Lanzós, en la Edad Media, tomó parte activa en la Rebelión de los Irmandiños, aún se canta hoy un romance que recuerda aquella participación de los de Lanzós en la revuelta.

 

Vilapedre (San Mamede)

Al Norte de Lanzós se encuentra San Mamede de Vilapedre, parroquia montañosa que llega a alcanzan los 900 metros de altitud en la Carba. En sus barrios de Fraguas y Porto de Bois comienza ya la planicie característica de la Terra Chá. Vilapedre tiene lugares muy aislados, tales como: a Balsa Pequena, Bustofreán, a Bouza, Cal de Abelleira, a Carballeira, Castiñeiras, Cornas, Corbelle, o Cristo, o Escourido, a Fraga, Fraguas, Gondulfe, o Igrexario, Insua, Lavapés, Lombo de Cervo, Lombo do Río, Orosa, o Padriñeiro, o Pazo, Porrás, Porto de Bois, Porto Bañal, Ramos, Rebordelo, Sarela, Sulombo, Vigo y o Carballal.
Los montes se encuentran al Norte, en la margen izquierda del río Eume, que los separa de Muras y al Sudeste, formando parte de a Egua Longa. Posee abundantes arroyos que le permiten aprovechar amplias zonas de prados.

San Simón da Costa (San Simón)

Lindando con Vilapedre por el Este, se encuentra la parroquia de San Simón da Costa, la de más altitud del municipio, con el Pico Monseibán, 929 metros, desde el que domina la Terra Chá en toda su extensión.
Hablar de San Simón es hablar de quesos, ya que en esta parroquia se fabrica artesanalmente un tipo de queso único, de forma cónica, tratado con humo de cáscara de abedul, que actualmente está siendo comercializado por pequeñas cooperativas de productores.

Tiene, como Vilapedre lugares aislados, buscando pequeños valles entre los montes da Corda, donde establecer praderías y aprovechar los pocos terrenos de cultivo, mientras que en el monte pacen caballos y ganado vacuno en régimen de libertad, controlados por sus respectivos propietarios.

Así tenemos los barrios de: Augarrío, a Besta de Abaixo, Bodán, o Cabradoiro, Cadriño, o Cal, as Campás, Candaído, Carballotorto, a Casanova, o Castro, o Catadoiro, a Costa do Sol, o Coto, o Chao , Adaulfe, as Folgueiras, Folgueiro, os Fornos, Funcasta, Golaríz, as Hedradas, a Lagoa, Laxoso, Lobán da Barreira, Lobán de Louros, os Lobas, Malcán, Merlos, Mirón, Pardasalbas, Pasarelle, a Pedregosa, Penaserra, a Picheira, a Pontenova, Portoferril, Porto dos Troncos, Pude, Racamonde, o Regueiriño, a Retorta, o Rebeladoiro, a Ribeira, as Rocellas, a Seara, Seixoa, o Tarrelo, o Traveso, o Valado, Vilaragonte, Vilardebín, Visodairas y Fonterraña.
En la ladera Oeste Monseivane se construye, en Rego Laxoso, la captación para el abastecimiento de agua de Villalba.

Samarugo (Santiago)

Bordeando el Monseivane por el Sur, está la parroquia de Santiago de Samarugo, con los barrios de: Bidueiro, a Cazada, Camba, Campomaior, Casal, Cornide, o Hedreiro, os Lameiros, Lobán, os Navallos, o Palleiro, Pardiñas, o Pazo, o Portocego, Reguengo, Remosende, a Ribeira, Rodas y Vacariza.
El señor de Samarugo también estuvo vinculado, en la época medieval, a los Revoltados Irmandinhos.

Corbelle (San Bartolomé)

Al Sur de Monseibán, se encuentra San Bartolomé de Corbelle, con una iglesia de similar estilo arquitectónico a la de Santa María de Villalba, con extenso y rico iglesario y buena casa rectoría.
Los barrios que componen esta parroquia son: a Abelaira, Bouzas, Campelos, o Cotillón, os Fieitas, o Forcón, Fornos, o Foxo, Maciñeiro, Martiñán (con importante industria cerámica y panadera), Mouriz, Riomouro, Sar, Trastemil y Viladónega. Estos barrios se extienden a ambas márgenes del río Támoga tan vinculado a la villa.

Árbol (San Lorenzo)

Siguiendo en la misma carretera, salvando el valle desde la iglesia, y bordeando el cementerio de Carballido, pasamos a la parroquia de San Lorenzo de Árbol, el más oriental del municipio, rodeada por el Este y Sur por el ayuntamiento de Cospeito.
Esta parroquia, excepto en la Lomba da Croa, forma una planicie impresionante, desde la Iglesia al Santo, en la que encontramos los barrios de: o Barreiro, Carregal, os Castros, o Couto, os Currás, Embendo, Espiñarido, Espiñeiro, Fieitosa, Fondomar, Fontela, Gardado, Lamas, a Lamela, Morcelle, Moscarán, Picoi, Ramonde, Regovide, o Santo y Bereda. O Santo, cruce estratégico de carreteras, es el segundo núcleo urbano del municipio.

Rioaveso (San Xurxo)

En el Santo, si tomamos la carretera hacia Villalba, y nos desviamos a la izquierda en el Vilar de Orbasa llegamos al corazón de la parroquia de San Xurxo de Rioaveso enmarcada por las carreteras de Meira y Cospeito, que se unen en términos de esta parroquia en el lugar de Empalme.
Consta de los lugares de: Cacheiros, as Campelas, a Fontevella, o Margazal, a Regueira, as Torrentas, Trasfallón, Vilaester y Vilamartín. Y es aquí donde encontramos uno de los más hermosos ejemplares de acebo de toda Galicia.
Existe en esta parroquia una famosa cantera de granito en el Monte de la Escadabada y un yacimiento de mica que fue explotado durante la Segunda Guerra Mundial.
Hay zonas de monte en esta parroquia al Norte, al Este y al Oeste, siendo la parte central un conglomerado de fincas, “vilares” y praderías, cruzando la calle de Empalme a Sistallo por la que, desde Oleiros va a la carretera de Meira en Vilamartín.

Román (Santalla)

Desde el Empalme, tomando la carretera de Cartemil, o bien por Moscarán, accedemos a la parroquia de Santalla de Román, célebre por los canteros artesanos de los cruceros, la familia Carboeira que, generación tras generación, levantaron casi todas las cruces de piedra y encrucijadas chairegas.
Está ubicada esta parroquia entre las carreteras de Mondoñedo y Meira y la cruzan la de Moscarán a Goiriz y la de Villalba a Árbol. Sus barrios son: a Abelaira, Alfaiate, Bouzamelle, a Carboeira, os Carrís, Cartemil, a Caseira, Fontemarín, junto a Igrexa, Leboeiro, Locencia, Romariz, Seivane, o Valiño y Vilafurada.

Carballido (Santa María)

Continuando desde Román llegamos a la parroquia de Carballido, parroquia que consta de los siguientes barrios: o Chao da Barreira, Campelos, Caneiro, o Cañotal, o Carboeiro, o Condado, o Coto, a Cruz, Ego, as Lamelas, Lindín, Lousidos, a Moa, Ordoño, a Pedreira, a Pena Grande, o Pico, o Rañal, Riazó y Samil.

Goiriz (Santiago)

Hay en Goiriz canteras de granito de buena calidad, con piedra de la llamada de grano fino, muy cotizada. Desde Román, y siguiendo la carretera que va hacia Mondoñedo llegamos a la parroquia de Santiago de Goiriz, posiblemente el antiguo territorio de Gonerico.
Lugar muy extenso, con la característica de la ubicación de sus casas de forma aislada, es tierra propicia para una futura y muy racional concentración parcelaria al poder confeccionarse cotos redondos e independientes.
Se encuentra situada a ambas márgenes de la carretera a Mondoñedo, llegando por el Sur a Meira tras atravesar la que de Oeste a Este va de Villalba a Árbol por Roman. Abundan, en esta parroquia, los cerezos y los amplios “vilares” para el cultivo de patatas y grandes praderías con montes cerrados infrautilizados.

Son muchas las hectáreas existentes sin caseríos, tales como los montes de abedul, zona llana y fértil situada al Norte, hacia Lanzós; las chousas de San Adriano (“capela do santo milagreiro da chaira vilalbesa”) hacia Costa y Gomariz. Es, en la parte superior del mismo centro, zonas como la que limita con Cartemil, Alto do Sumeiro en los casales de Trece, Broz, Empalme, o Ramallal, Casanova y Vilaster, de unas 200 hectáreas fértiles explotaciones “chousas” y “trenzas” antaño cavadas y cultivadas y hoy destinadas a infecundas tierras de tojo, retamas y arboledo irracional.
Los barrios de Goiriz son: Aciveiro, Barbeitas, Bidueiros, Broz, o Campo do Cristo, Cancela, o Carballo, o Carral, a Casanova, as Casas Novas, a Casilla, o Caxigal, Cendán, Currás, Fabás, Fontoira, Fra, Gocendre, Gomariz, Graduín, Lagoela, Lamelas, Liñares, Lodeiro, a Mámoa, Orbazán, o Outeiro, Pígara, Reguengo, Santo Adrao, Santa Comba, as Touzas, Tronco, a Uceira, Ver y Reboiros.

De la iglesia de Goiriz, siguiendo la carretera de Villalba, nos rendimos bajo la Pravia, punto de partida de este recorrido a través de la magia y la geografía de las tierras y de los lugares de Villalba.