Entrevista de trabajo

Desde el punto de vista de la empresa, el objetivo principal de la entrevista es un encuentro cara a cara que permite medir y evaluar  tú candidatura para un puesto determinado.

Se trata de saber si tienes las aptitudes y experiencia necesarias para optar al cargo y si éstas pueden ser provechosas para a empresa.

Un segundo propósito es comprobar si puedes encajar en la empresa según  tu estilo personal, temperamento y habilidades sociales.

Para acabar, a través de la entrevista, la empresa obtiene información que le permite comparar  tus puntos fuertes y débiles con los de otros candidatos.

Desde  tu punto de vista, el objetivo de la entrevista es obtener una oferta de empleo y demostrar que es el mejor candidato. Ademas, la entrevista puede servirte para comprobar  tú compatibilidad con el empleador potencial y  su empresa.

El contexto de la entrevista es evidentemente diferente cuando esta se produce tras una contestación, a un anuncio o, tras el envío de una candidatura espontánea.

Cuando entras en el despacho del entrevistador, ya conoces la necesidad de la empresa y la entrevista estará marcada por una fuerte presión ya que el objetivo del seleccionador será evaluar  tú candidatura respecto a un perfil ideal, y respecto al perfil de  tus competidores. se debe de  enseñar, no sólo que encajas perfectamente con las necesidades de la empresa, sino que lo haces mejor que otros candidatos. En caso de producirse la entrevista tras el envío de una candidatura espontánea, al encuestador le llamaría la atención la calidad de tú candidatura y estará interesado en conocerte, sin tener una idea precisa de lo que le vas a proponer. La relación será más igualitaria, marcada por un intercambio profesional.

Puntos a tener en cuenta:

  • La preparación de tú entrevista de trabajo.
  • Tipos de entrevista.
  • Fases de la entrevista.
  • Como actuar en una entrevista de trabajo?
  • Comunicación no verbal.
  • Comunicación verbal.
  • Otros consejos.

La preparación de tú entrevista de trabajo

La entrevista es decisiva y debe prepararse adecuadamente.

Haz  una especie de auto-análisis y busca todos los datos y elementos sobre ti mismo; aquellos que el entrevistador tratará de indagar; repasa, ademas, el currículo que enviaste (esto te dará más seguridad para dialogar y argumentar mejor  tus ideas).

Conviene, también, que sepas explicar la función que quieres desempeñar en la empresa, así como la evolución profesional que te gustaría seguir y en que plazo de tiempo. Prepara con mucha antelación esta parte de la entrevista porque es muy revelador la idea que tienes de ti mismo,  tu dinamismo y  tu grado de competitividad.

Para poder contestar con criterio a las preguntas del encuestador sobre expectativas profesionales en la empresa, conviene que tengas información concreta sobre  tus actividades, marcas, productos, plantilla, etc.

Recoja todos los datos posibles referentes a la empresa a través de la prensa general y/o especializada, a través de Internet o solicitando esta información directamente a la propia empresa o a algún tipo de asociación empresarial.

Una vez reunida toda la información sobre la empresa, tendrás que analizarla para hacerte una idea al respecto de su actividad, la  importancia en el sector económico al que pertenece, progresión y futuro.

 

¿Que datos debe contener una ficha de información sobre una empresa?: Nombre y dirección, productos y servicios, volumen de actividad, tamaño (no de almacenes, sino de planta, empleados, sucursal, etc.), estructura, departamentos de interese para trabajar una persona de tus características, tecnología, breve historia, vende a ..., exporta a ...,haz publicidad, política de personal.

En conclusión, una buena preparación es imprescindible para lograr que  tú entrevista de trabajo te distinga de los demás candidatos para el puesto que tu deseas.

Dedícale todo el esfuerzo necesario porque  tus competidores poden ter un currículo tan bueno coma el tuyo

Tipos de entrevista

Existen tantos tipos de entrevista como empresas. De seguido te exponemos algunas de las más habituales.

Entrevista de selección:

Es la más frecuente y se acostumbra utilizar para contratar personal en plantilla. A través de esta entrevista se valora  tú experiencia y personalidad. Buscando las posibles lagunas de tú formación:te comparan con otros candidatos y descubren  tus puntos débiles y fuertes.

Este tipo de entrevistas pueden realizarse de tres formas diferentes:

  • Entrevista directiva: el entrevistador llevará la iniciativa y tomará las riendas de principio a fin y, para eso, se hará una serie de preguntas.
  • Entrevista no directiva: el entrevistador te dará la iniciativa a ti, y deberás desenvolverte por tú cuenta.
  • Entrevista mixta: la entrevista tendrá un carácter más informal, y el encuestador empleará fórmulas indirectas para sondearte respecto as tus motivaciones y utilizará las vías directas de obtención de datos para conseguir información precisa sobre ti.

Entrevista en profundidad:

Es aquella destinada a comprobar  tus conocimientos técnicos y profesionales y, en ella, se pone de manifiesto  tu grado de especialización y puesta al día.

Suelen estar dirigidas por el director de linea y en ella se evalúan  tus habilidades interpersonales y  la experiencia. Para esto, el seleccionador se centra en puntos específicos, buscando evidencia de tus conocimientos técnicos y funcionales, de casos resueltos por ti y de grado de dificultad que suponían.

Además, el entrevistador hablará de la situación actual y futuro de la empresa y  de su sector. Si el entrevistador es el directivo con poder de contratación, no olvides enseñar tu interés por sú experiencia y antecedentes, escuchando atentamente para averiguar lo que espera de ti y obtener información que te será de utilidad.

Recomendamos que prepares una lista de veinte o veinticinco preguntas básicas que te permita, e el transcurso de la entrevista, a lo menos desde la perspectiva de tu entrevistador, obtener una visión clara del puesto, del perfil requerido y de la empresa.

Entrevista múltiple o en panel:

Puede tratarse de una entrevista única o de una serie de entrevistas, en las que varios encuestadores te sondearan desde  sus respectivas responsabilidades. Están dirigidas casi siempre por directores de línea y personal o directores de departamento.

Entrevista en grupo:

Es aquella que se emplea cuando el perfil del puesto de trabajo lo requiere, o cuando existe un número elevado de candidatos para el mismo puesto.

Entrevista por teléfono:

En general deben evitarse las entrevistas de este tipo. Deben realizarse únicamente después de enviar una carta de promoción a raíz de tus contactos personales o cuando obtuvieras información indirecta sobre alguna empresa que desea ampliar  su cuadro de personal o cubrir un determinado puesto.

La entrevista por teléfono te permitirá recoger información de la empresa (confirmación de datos, nombre y cargos, puestos ofertados, etc.) es generar expectación en torno a tú candidatura. Hay que procurar dar soló la información necesaria para despertar el interés del interlocutor y conseguir una entrevista personal.

El mejor acercamiento consiste en ponerte en el lugar de la persona a quien te diriges, considerando todas las defensas que utilizarías para no conceder la entrevista y, luego, decidir que estrategia vas a seguir.

Fases de la entrevista

  • Fase de acogida: Saludo, sentarse (cuando te lo indiquen) y charla introductoria (fase social).
  • Fase informativa: Definir el objetivo de la entrevista ¿por que estamos aquí? Y ¿que es lo que se espera del candidato?. Definición de la situación (reglas de juego).
  • Pregunta abierta: Por ejemplo ¿que le motiva a presentarse a este puesto? “cuénteme algo de  sus estudios”.
  • Fase de preguntas: Grandes áreas o variables.
  • Peche (también fase informativa): preguntas al encuestador, ¿que pasará ahora?, recapitulación de  tus puntos fuertes (breve porque estás seguro de que encajarías en el puesto).
  • Despedida.

¿Cómo actuar nunha entrevista de traballo?

Leva sempre o D.N.I., certificados de estudos, diplomas, varias copias do currículo, é dicir, toda a documentación que acredita a túa formación e experiencia laboral.

Respecto ó aspecto persoal pensa que a primeira impresión ten moita importancia e estará baseada principalmente na túa aparencia exterior.

Para isto vai ben peiteado, coida a limpeza e a forma de vestir(o grao de formalidade dependerá de cada traballo, mais evita as cores e elementos novos. Aínda que é preciso coidar estes aspectos, debes de sentirte a gusto coa roupa).

Comunicación non verbal.

No momento da entrevista son moi importantes as túas aptitudes para a comunicación, pero pensa que vos ides comunicar tanto mediante palabras coma mediante xestos e actitudes non verbais.

A persoa hábil expresa coa súa cara, mans, xestos, mirada, comportamento espacial, aparencia e contacto persoal, un sentirse a gusto consigo mesmo. Establece un bo contacto visual, permanece erguido, fala cun ton de voz firme e confiado e suficientemente alto para que sexa oído polo auditorio. As pausas, entoación e énfases que pon nas súas mensaxes son adecuados o contido destas. Nunha palabra, o seu corpo expresa comodidade, relaxación e firmeza.

A mirada: 

Este elemento non verbal é fundamental na avaliación condutal de habilidade social; case tódalas interaccións dos seres humanos dependen de miradas recíprocas. A mirada indica que estamos atendendo ós outros e se emprega na recepción dos sinais non verbais dos demais; é especialmente importante para regular e manexar as quendas de palabra.

A cantidade e o tipo de mirada comunica actitudes interpersoais. Unha intensa mirada fixa indica sentimentos activos duna maneira amistosa, hostil ou temerosa, mentres que desviar a mirada vai unido a timidez, superioridade ocasional ou submisión. A opinión máis común que a xente extrae cando alguén non o mira ós ollos, é que está nervioso e lle falta confianza en si mesmo.

Polo tanto, durante a entrevista trataremos de mirar ó entrevistador directamente ós ollos, pero tendo en conta que nisto, como en case todo, hai un punto medio.

A expresión facial:
A cara é o principal sistema de sinais para amosar as emocións ademais de seres o área máis importante e complexa da comunicación non verbal.

Hai seis principais expresións das emocións, en tres áreas da cara, responsables da súa manifestación. As seis emocións son: alegría, sorpresa, tristeza, medo, ira e desprezo; e as tres rexións faciais: cabeza/cellas, ollos/pálpebras e a parte inferior da cara.

As condutas habilidosas requiren unha expresión facial que estea de acordo coa mensaxe.

A postura corporal:

É a posición do corpo e dos membros, a forma como se senta a persoa, como está de pé e como pasea e reflexa as súas actitudes e sentimentos sobre ela mesma e a súa relación cos outros.

Unha inclinación para diante comunica unha actitude relativamente positiva, mentres que unha inclinación para atrás ou verse de cara a outro lado comunica unha actitude máis negativa.

Mediante a postura corporal xeral dunha persoa pódese advertir o seu estado emocional, por exemplo se está tensa ou relaxada. Unha postura activa e erecta, dando a cara a outra persoa directamente, engade máis asertividade á mensaxe.

Os xestos:

A actividade verbal e xestual poden relacionarse de diversas formas. A xestual pode apoiar e amplificar a verbal ou ben pode contradicir a verbal. Despois da cara, as mans son a parte do corpo máis visible e expresiva, aínda que se presta moito menos atención a elas que á cara.

Os xestos, xunto co tempo de fala, a mirada e os sorrisos, están correlacionados de xeito positivo.

Distancia / Proximidade:

Hai unha serie de formas implícitas dentro de calquera cultura que se refiren ó campo da distancia permitida entre dúas persoas que falan. Se a distancia entre as dúas persoas que falan excede ou é menor de estes límites, entón se infiren ou provocan actitudes negativas.

Comunicación verbal

  • Non trates de ti ó entrevistador.
  • Cando chegues e cando te vaias saúda verbalmente, da a man con tranquilidade e sonrie.
  • Fala o xusto, resposta as preguntas (evita os monosílabos); cando non entendas algunha pregunta pide que cha repitan.
  • Que o teu ton de voz non sexa agresivo, pero tampouco baixo.
  • Non empregues xergas, nin supoñas que o enquisador e o teu amigo.
  • Non mintas.
  • Nunca confeses problemas persoais ó entrevistador.
  • Cando fales da túa familia ou vida social, intenta dar una imaxe social satisfactoria aínda que non sexa así. Non entres en detalles.
  • Non critiques a ninguén, especialmente ós teus anteriores xefes. Debes actuar con moita confidencialidade, ser sempre moi discreto.
  • Non te autominimices gratuitamente; por exemplo: “confío en non facerlle perder demasiado tempo”.
  • Non apeles directamente a túa credibilidade: “se quere que lle diga a verdade” ou “para serlle sincero, direille que”.
  • Non empregues a autocrítica global e de balde “ a pesares de ter estudado durante oito anos inglés, a verdade e que non teño nin idea”.
  • Non personalices cando aludas a situacións que non sexan satisfactorias ou de difícil solución “me é imposible darlle unha resposta”.
  • Non descualifiques globalmente unha experiencia profesional anterior.
  • Se notas que o entrevistador non entendeu unha resposta túa, insiste ata que te entenda.
  • Non preguntes por soldo, vacacións, reparto de beneficios.
  • Fala claro e escoita atentamente.
  • Se piden que te definas entre dúas grandes categorías de características que poden ser ámbalas dúas positivas, trata de xustificar que tes rasgos das dúas. Por suposto, todo isto depende do posto concreto o que estás optando.

Se che fan preguntas tendentes a ver a túa capacidade de traballo en condicións moi estresantes, pensa que esta condición é case necesaria nun ambiente tan competitivo coma o de hoxe en día. Por iso, se estas situacións non che supoñen problemas, dio e ademais trata de dar exemplos concretos disto; se, a verdade, non se che da ben traballar baixo presión, da exemplos de esforzos que fas para mellorar iso.

Debes saber que algunhas preguntas como, por exemplo, a de que cualidades túas son máis notables ou de que si ti cres que tes unha cualidade en concreto, debes preparalas de antemán e se podes, busca exemplos que confirmen as túas afirmacións. Trata de ser sincero pero non arrogante. Unha das cualidades que se buscan con máis frecuencia é precisamente a iniciativa e a capacidade de traballar sen excesiva necesidade de supervisión.

Outros consellos.

Lembra que ...

  • Do proceso da entrevista teremos en conta que non só é importante que actuemos seguindo as recomendacións establecidas anteriormente para o entrevistado senón tamén atenderemos a aqueles aspectos nos que se fixa o entrevistador.
  • Chega puntual.
  • Non entres nin te sentes ata que cho indiquen.
  • Mantente relaxado, sen dar a impresión de nerviosismo.
  • Séntate nunha postura axeitada pero cómoda; non te votes para adiante ou para atrás nin estires as pernas.
  • Mira ó entrevistador ós ollos e procura sorrir levemente, sen demasiada confianza, sen estar demasiado serio.
  • Debes saber exactamente onde está cada cousa que che poidan pedir nun momento dado (currículo, diplomas, etc.)
  • Non fumes nin bebas aínda que cho ofrezan.
  • Non mires o reloxo.

¿Qué buscan as empresas? ¿Qué cualidades valoran nos candidatos? CANDIDATOS?

  1. Responsabilidade
  2. Capacidade de iniciativa
  3. Preparación, formación e competencia técnica
  4. Capacidade para as relacións humanas
  5. Vontade de aprender.
  6. Capacidade de superación.
  7. Aptitude para o traballo en equipo.
  8. Capacidade de traballo.
  9. Motivación e interese.
  10. Liderazgo.
  11. Integración na cultura da empresa.
  12. Dinamismo.
  13. Capacidade de adaptación.
  14. Intelixencia
  15. Constancia.
  16. Potencial de desenrolo.

Que se valora negativamente?

  1. Ser pasivo e indiferente.
  2. Ter unha preparación desaxeitada.
  3. Non saber estar.
  4. Ser torpe, prestar pouca atención.
  5. Ser conflitivo.
  6. Ter unha aparencia descoidada.
  7. Ter aires de arrogancia.
  8. Presentar nerviosismo ou ansiedade.
  9. Non mirar ó interlocutor.
  10. Estar á defensiva
  11. Interesarse máis polo soldo que polo traballo.

Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM)

O Indicador Público de Renda de Efectos Múltiples (IPREM) serve para determinar a contía de determinadas prestacións, beneficios ou servizos públicos, substituíndo nesta función ao Salario Mínimo Interprofesional.