InicioParroquiasLanzós (San Salvador e San Martiño)

Lanzós (San Salvador e San Martiño)

San Martín y  San Salvador de Lanzós son dos parroquias del Ayuntamiento de Vilalba, en la provincia de Lugo, que limitan con las parroquias de Vilapedre, San Simón, Samarugo, Goiriz, Santaballa, Mourence y Vilalba. Tiene una distancia ,aproximadamente, de 4 kilómetros de la capital de la Tierra Llana.

En el  año 2018 tenía 525 habitantes (275  mulleres e 250 homes),

La parroquia  de San Martín de Lanzós tiene una superficie de 3062 hectáreas que se encuentran distribuidas en los barrios de: O Adro | Bichicán | Biduído | Braínlle | Bustelo | As Cádevas | Caldas | Candorca | Carreiroa | Casa Lousada | O Cote- lo | O Coto | O Curadoiro | Escairo | Os Febreiros | Ferreira | Ferreiroa | A Fontevella | Ladrela | Os Lagos | Lamelas | Meixonfría | Moreda | Muruxás | A Pallota | Paraños | O Pazo | O Pedrouzo | A Pereira | O Polo | Ramil | Redondo | O Rego | A Revolta | O Ribado | O Sisto | Touriño | Vilagondriz | Vilate.

La población de San Salvador de Lanzós se encuentra distribuido en los barrios de: O Brañón | O Carballal | As Gateñas | Ichozas | A Igrexa Pequena | A Pereira

Las vecinas parroquias de Lanzós, son diferenciadas por tener santo al  que se le rinde culto en las respectivas iglesias parroquiales: San Martín y San Salvador.

En el  mismo lugar, el Adro, está la Casa-Escuela de Lanzós, edificio de planta rectangular de construcción habanera finalizada en 1921. Promovida por la sociedad “El Progreso de Lanzós”, fue construida a principios del siglo XX por iniciativa de los vecinos  emigrados a Cuba. La construcción tiene en la torre un reloj que le confiere gran vistosidad al conjunto arquitectónico.

La ruta por la parroquia continuaría en el castro de Lanzós, también denominado “castro do Adro”. EL asentamiento, situado en una llanura irregular, tiene un solo muro defensivo, totalmente conservado, y una fuente en el medio.
Hasta  hace unos años se explotó un yacimiento de mineral de hierro a cielo abierto en el barrio de Ferreira. Restos arqueológicos de la edad de bronce. También existen restos de un castro con muro de tierra en el Adro. En el  lugar de ,El Pazo, se conserva parte de la vivienda de Afonso de Lanzós, jefe hermandino.

El señorío de Lanzós, en la Edad Media, tomó parte activa en la Revuelta Hermandino. Aún se canta un romance que recuerda la participación de los de Lanzós en la revuelta.

Ya para terminar, en la salida que lleva a la parroquía de San Simón, nos encontramos con la capilla de San Andrés, de gran valor y devoción de los vecinos lugar.