InicioParroquiasInsua (San Bartolomé de Insua)

Insua (San Bartolomé de Insua)

San Bartolome de Insúa es una parroquia del Ayuntamiento de Vilalba, en la provincia de Lugo, que limita al oeste con la parroquia de Ladra   y Torre, como su topónimo bien indica, es un territorio rodeado de agua de ríos, proporcionada por los ríos Ladra y Labrada  antes de unirse en la vecina fresguesía de Pígara, ya perteneciente al Ayuntamiento de Guitiriz. Está a aproximadamente a 11 kilómetros de la capital de la Tierra Llana.

En 2018 tiene 226 habitantes, 103 mujeres y 123 hombres.

Esta parroquia tiene una superficie de 1097 hectáreas distribuidas en los barrios de: Abeledo | Cardosa | As Casas Novas | As Casas Vellas | Cotoriña | Escolante | Lama | Marcelle | Merlán | Mouzón | Pasaído | Pino | Ponte de Sa | Puzo | Rebordaos | Rego | Regueira | Sa | Santalla | Vicente | Vilargabín

LUGARES DE INTERES:

La Iglexia parroquial con advocación al apóstol San Bartolomé, es un edificio de grandes dimensiones construídas a principios del siglo XX en el  lugar que ocupaba la pequeña y antigua iglesia.

Con una planta de cruz latina y un crucero (monumento) elevado, alberga en su interior el retablo Mayor de corte neorrenacentista,así como dos altares neo -góticos hechos de madera de castaño en las dos capillas laterales.

La capilla de San Ramón, una pequeña construcción de una sola nave ubicada en el barrio de Ponte de Saá, que recibe una romería tradicional a finales de julio con meriendas alrededor del puente medieval. Desde la iglesia primitiva, se utilizó el antiguo altar Mayor y se instaló en la capilla de San Ramón.

El Camino del Norte de Santiago recorre por esta parroquia parte de la ruta a través de la salida occidental en el tramo que va de Vilalba a Baamonde, donde senencuentra uno de los elementos  patrimonial más conocido, el Puente de Saá, que nos permite cruzar el río Labrada.

Desde los primeros pobladores de este lugar tenemos constancia a través de la presencia de tumbas megalíticas en las orillas del río Labrada, así como los testigos orales sobre el antiguo castro en el Monte do Barrazoso, antiguamente utilizado como cantera pública para extraer la piedra para construir casas y diferentes refugios en la parroquia.

Posiblemente uno de los elementos patrimoniales más conocidos de esta parroquia es el Puente de Saá. Aunque su fama está relacionada con la cultura romana, de hecho, su diseño indica claramente una fábrica de orixe tardomedieval de arcos de estilo gótico medieval, que fue reformada en varias ocasiones a fines del siglo XX. Sin embargo, no podemos descartar un posible origen romano, ya que muchos elementos son herederos de arquitecturas anteriores, reformados para adaptarse a estilos y necesidades posteriores.

En el campo de la etnografía en esta parroquia, destacamos el trabajo que la Asociación de Mujeres Rurales de San Bartolomeu de Insua ha estado realizando desde 2007, basado en la recuperación del cultivo de lino tradicional y todo el patrimonio que gira en torno a ella (léxico, reuniones, canciones, relicarios, tradiciones)

FESTAS:

San Bartolomé, tercer fin de semana de agosto.

San Ramón, finales de julio.

Las fechas son orientadoras y pueden ser modificadas.

 

 

No campo da etnografía nesta parroquia destaca o labor que a Asociación de Mulleres Rurais de San Bartolomeu de Insua leva desempeñando dende 2007, baseada na recuperación do cultivo tradicional do liño e todo o patrimonio que xira en torno a él (léxico, xuntanzas, cantigas, regueifas, tradicións)

FESTAS

San Bartolomeu, terceiro fin de semana do mes de agosto

San Ramón, finais do mes de xullo

 

As datas son orientativas e poden sufrir algunha modificación

 

Ao oeste de Ladra, entre os ríos Ladra e Labrada, está Insua, que lle debe o seu nome ás peque- nas illas fluviais que se atopan na zona.

A visita pola parroquia comprende a igrexa parroquial, en advocación a San Bartolomeu, e a cape- la de San Ramón, sita no monte Louseiras.

O paseo por Insua conclúe na saída oeste, onde se atopa a ponte de Saa, que nos permite atra- vesar o río Labrada. Restaurada modernamente respectando o seu trazado medieval orixinal, a construción posúe dous arcos de medio punto e unha ducia de aliviadoiros, que testemuñan as in- tensas choivas que se rexistran na zona en inverno.